US Newborn Baby Girls Clothes Romper Jumpsuit + Floral Pants Leggings Outfit Set

US Newborn Baby Girls Clothes Romper Jumpsuit + Floral Pants Leggings Outfit Set



[ad_2]

US Newborn Baby Girls Clothes Romper Jumpsuit + Floral Pants Leggings – Straight Out the Playground

Dos métodos para cultivar ajo en casa


Vamos a mostraros dos formas distintas de cultivar ajos en casa. ¿Cuántas veces los ajos que guardáis acaban brotando antes de que los uséis? Pues una forma de aprovechar esos ajos germinados es de la siguiente manera, cultivarlos sin tierra para que produzcan altos brotes que podréis cortar para usar en vuestras recetas de cocina. Los brotes verdes de ajo tienen un sabor más suave que el propio ajo y os resultará más digestivo.

Cultivar ajo 1

El proceso es tan sencillo como colocar los dientes germinados o una cabeza de ajos completa en un vaso o taza de cristal. Ponéis un poco de agua, para que cubra sólo la parte por donde estaban las raíces de los ajos. Los dejamos en un lugar soleado o a media sombra y en muy poco tiempo de estos ajos brotarán raíces y tallos. Cuando los tallos midan unos 8 cm ya puedes comenzar a recortarlos, siempre corta menos de 1/3 del tallo. Los puede usar picados como el cebollino para carnes, pescados y ensaladas. El agua debes cambiarla en cuanto la veas un poco turbia.

Cultivar ajo 2

Pero también puedes cultivar tus propios ajos en tierra, es muy fácil y tendrás así tu cosecha de ajos en casa. En una pequeña jardinera puedes tener suficiente producción para tu consumo habitual.

Cultivar ajo 3

Elige una jardinera o maceta con suficiente profundidad y anchura. Una caja de madera como la del ejemplo es una buena y económica zona de cultivo para tus ajos. Elija un buen sustrato y asegúrate de que el contenedor tenga agujeros de drenaje. Realiza unos orificios con un palo o con el dedo en el suelo de la jardinera.

Cultivar ajo 4

Introduces un diente de ajo en cada orificio, con la parte de las raíces hacia abajo y la zona por donde brotan los tallos hacia arriba. Deben quedar unos 2.5 cm de sustrato por encima de cada diente y debes plantarlos con la suficiente separación para que crezcan cómodamente. A unos 5 cm del borde de la jardinera y unos 12 cm de separación entre cada diente de ajo.

Cultivar ajo 5

Regaremos tras el cultivo y si estamos en una zona fría cubriremos con paja para que no sufran. Ahora bien en cuanto suban las temperaturas retiraremos la paja de inmediato, el gran enemigo de los ajos son los mohos. En el periodo de crecimiento podemos añadir un poco de fertilizante al agua de riego cada tres semanas. El suelo debe estar siempre húmedo pero sin encharcamientos. Cuando el tercio inferior de las hojas comienzan a amarillear los ajos ya estarán listos para ser cosechados, ésto suele ocurrir a principios del verano.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *